MARTÍN RAÚL GALÁN

Ene• 24•18

Nació el 23 de octubre de 1913 en Pueblo Ledesma, provincia de Jujuy. Obtuvo el título de Profesor de Letras de la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad Nacional de Tucumán. Trabajó como periodista y se desempeñó en distintos cargos administrativos y docentes. Fue presidente del Consejo General de Educación de la Provincia de Jujuy y rector del Instituto Superior del Profesorado de Jujuy (hoy Instituto Eugenio Tello), que él mismo fundara. Fue director de la Biblioteca Central de la Universidad Nacional de Tucumán.
Creó en 1944 el grupo La Carpa, en Tucumán, que tuvo una indudable influencia en la literatura del noroeste argentino y estuvo integrado también por Manuel J. Castilla y Jaime Dávalos, entre otros. Trabajó como colaborador del diario La Gaceta y en las revistas Norte y Humanitas de Tucumán, Tarja de JujuyEl Hogar y Mundo Argentino de Buenos Aires.
Publicó su primer libro, titulado Huerto, en 1942 y posteriormente: Se me ha perdido una niña, en 1951; Carne de Tierra, en 1952; Ahora o Nunca, en 1960 y Canto a Jujuy, en 1960. El libro inédito Canción para seducir a un ángel fue incluido en la Obra Poética, publicada en 1979 por el Centro de Estudios Hispanoamericanos de Jujuy. Bajo el título de Ensayos, se compilaron sus trabajos referidos la actividad poética.
En el año 1960, fue galardonado con el premio Canto a la Patria Chica, instituido por el Diario Clarín en conmemoración del sesquicentenario de la Revolución de Mayo, por el poema Canto a Jujuy, primeramente publicado por ese diario el 24 de julio de 1960 y, en septiembre, por el Gobierno de la provincia de Jujuy en un folleto.
Galán, considerado el máximo poeta de Jujuy, murió en Baradero, provincia de Buenos Aires, en un accidente automovilístico, el 15 de enero de 1963. Sus restos descansan en el panteón familiar del Cementerio El Salvador, en San Salvador de Jujuy.

 

Poema

Fragmento de Canto a Jujuy2

¡Qué difícil entrar en el concurso
de poetas del pago!
Competir con el grillo de la noche
rezador como un beato.
El coyuyo es un brujo que sazona
las frutas con su canto.
Un melómano viento distribuye
medallas a los pájaros.
En Jujuy todo canta. Es mi provincia
un poema perfecto, un himno, un salmo.

3

Aquí los muertos rezan por nosotros
y bendicen las tardes.
Aquí brota la flor y nace el hombre
de las raíces madres.
Aquí el silencio crece como un árbol
productor de verdades.
Quizá por eso sube por mis tuétanos
este amor inefable
y asumo mi provincia y la enarbolo
sobre el eterno mástil de los Andes.

Más información sobre este tema en:

http://www.diccionariojujuy.gov.ar/
http://www.jujuy.gov.ar

Para citar este artículo:

“Martín Raúl Galán” – © Jujuy en línea – 2018

You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed. You can leave a response, or trackback from your own site.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *